jueves, 15 de julio de 2021

Entrevista al Dr. Vicene Merlo Lilio


 

Canal en Youtube de videos


 

Carta de Mensaje con motivo de la conmemoración del 75º Aniversario de la Independencia de la India

 

Se celebra en Guadalajara, el próximo 17 y 18 de julio, actos comemorativos del 75º aniversario de la Independencia de la India


Carta de Mensaje con motivo de la conmemoración del 75º Aniversario de la Independencia de la India
La India consiguió su independencia el día 15 de agosto de 1947, cuando Sri Aurobindo cumplía 75 años de edad. En el 75º aniversario de la Independencia, en la que él trabajó y luchó, se celebrará el próximo 15 de agosto de 2022, fecha en la que se cumplirá curiosamente el 150 aniversario de su nacimiento (15.8.1872). La Embajada de la India en Madrid, celebra ese transcendental acontecimiento con actos conmemorativos en Guadalajara este fin de semana próximo.


Madrid 15 de julio de 2021

Mensaje para la celebración del 75 Aniversario de la Independencia de la India

(Guadalajara 17-18 de julio de 2021)

Felicitaciones profundas y Agradecimiento, como representantes de la India en esta parte del mundo, por la Paz y la Libertad de la Conciencia que la Humanidad debe a su país inmortal.

Felicitaciones por el 75 aniversario de la Independencia de la India. Que gozo y alegría poderlo celebrar juntos.

La INDIA está llamada en este siglo y milenio, a ser el Espíritu y Alma (Atman, supraconsciencia) de un mundo decadente, consumista, y sin espíritu. La barbarie cultural de occidente en su declive, y la creciente inhumanidad está asfixiando el mundo, con el materialismo, militarismo y consumismo vacío, delirante e inútil.

La civilización de la India, puede ser el ejemplo de Unión entre el pasado y el Futuro, que mira con sinceridad a lo universal y las estrellas, y su Atman puede soportar, entre todos los pueblos y naciones, la carga de dirigir el mundo entero con una visión espiritual integral -un yoga integral en las naciones-, que camine hacia una VIDA DIVINA en la Tierra (Sri Aurobindo).

El Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo aboga por la entrada de la INDIA en el Consejo de Seguridad de la ONU, y en otros grupos mundiales de influencia global e internacionales, e interreligiosos, que tanto necesitan su presencia para equilibrarse y avanzar en el Espíritu y la vida de la Verdad (sin lo cual caminarán como autómatas sin alma ni verdad, en un avance titánico y fantasmal de ideales sin verdad ni pureza en su interior, una dominación de la mente sin espíritu (titánica, asúrica en las naciones conquistadoras, violentas y agresivas). Este renacimiento es el que se espera ahora de la India para todo el mundo, que dé un paso adelante con su voz y presencia activa en la actual crisis evolutiva.


Los objetivos del milenio son meras alucinaciones de palabras grandilocuentes que no tienen en cuenta la falta de sinceridad de las naciones, para producir su logro (Sri Aurobindo en el Ciclo Humano, expresa una idea magistral que, su causa está en que son solo políticas y gobiernos al servicio -sirvientes o vasallos diría yo- solo de los caprichos de la economía, una economía que es opresiva y onmipoderosa, sin valores ni verdad, totalmente contraria al espíritu de los Derechos Humanos, y dejando a un lado, su fondo sufriente, de guerras, y opresión callada.

La naturaleza humana animal y mental, debe ser transformada por la Verdad, y sinceridad total.

La humanidad está hundida en una inmensa crisis global que necesita una guía espiritual de sus más grandes espíritus, como el que Gandhí mostró al mundo, para luchar pacíficamente por la independencia extranjera. La Paz es el camino decía el Mahatma Gandhíji. La humanidad tiene que liberarse de las cadenas seculares de la mentira y falsedad del mundo egoísta, destructivo y avasallador. Solo con la Verdad, la Dignidad del Espíritu sencillo, la humildad y la sinceridad total se puede hacer camino. Ninguna otra arma ni herramienta es más poderosa que la Verdad pacífica, y la India puede brindar al mundo, su perfección y logro presentes y futuros, como Arquitectos de la Verdad, la Paz y la Inmortalidad que son todos ustedes.


No solo con la entrada en la India en el Consejo de Seguridad de la ONU, que debía haberlo hecho ya antes -creo que fue Gandhí el que sugirió que fuera China en lugar de India uno de los cinco miembros-, y hoy en día, es -según mi particular visión- una nación más grande, luminosa, humana, cultural y espiritualmente, que todas las otras que forman parte de dicho Consejo, sin duda. Su presencia en ese Consejo, -y las otras instituciones que su país sugiera o cree en el futuro- es y será necesaria si la humanidad quiere contar con el valor de la Verdad en la palabra y la acción. India creará e impulsará un NUEVO MUNDO DE PAZ. VERDAD, LUZ E ILUMINACIÓN interior, pureza, sencillez y sinceridad, del hombre consigo mismo y comprometido con el Dharma universal. Su responsabilidad en el Mundo es el esfuerzo de milenios de abnegación y dedicación espiritual a la búsqueda de la Verdad y el logro de la divinidad.

La vida divina, según Sri Aurobindo, será posible en la Tierra futura, un anhelo antes no soñado ni creado, como su promesa y posibilidad (su obra magna, además de Savitri, tiene el Título “La Vida Divina”, en varios tomos).

...

Cómo me gustaría que esas visitas se hicieran durante el auspicioso 150 aniversario del nacimiento de Sri Aurobindo, el próximo 15.8.2022 (15.8.1872-15.8.2022). Y que el Presidente de la India pudiera inaugurar en su Ashram, o Auroville ese memorable 150 aniversario. En igual medida que maravillosa oportunidad para que otros Presidentes del Gobierno y Jefes de Estado, puedan enviar salutaciones, y visitar India, y el Mahasamadhí del Sri Aurobindo y Madre.

¿Sería tan amable Mr. Embajador, de invitar al Primer Ministro de la India a ese 150 aniversario, así como a ministros y personalidades de su amado país?.

¿Sería tan amable de invitar igualmente al Sr. Primer Ministro de la India a visitar nuestro humilde país, en visita privada u oficial, por favor, nunca ha existido una oportunidad tan favorable ninguna relaciones tan cordiales ?.

(...)

La India tiene que ofrecerse y ser más visible en Europa, Iberoamérica y América (USA y Canada, y formar fuertes vínculos con estos países), inspirarlos y dirigirlos, como una Madre espiritual a su hijos de tantas naciones que esperan recibir su Paz, Luz, Verdad, ejemplo y espiritualidad supremas. Igualmente viajes por América y USA, serían tan beneficiosos para ahondar en la Paz del Mundo. Así el testimonio y testigo que India tienen en la Historia y el futuro de la Humanidad garanticen, como observador universal, una paz duraderas, y sea cada vez más visible la Madre India en la cabeza y espíritu del Mundo, de la mano de la Madre Divina.

India es el Alma de la Tierra pura, libre y verdadera. La India es y será una nación que en la diversidad y pluralismo pueda dirigir el mundo futuro hacia el logro del tercer milenio (la plenitud de los derechos humanos y la vida divina en la Tierra, una auténtica revolución silenciosa y pacífica en el Dharma del yoga integral, como se dice en los versos de Sri Aurobindo…. “y el Mundo manifieste al Divino sin verlo” -verso de Sri Aurobindo de Savitri, Libro I, Canto IV, “El conocimiento secreto”, que dice:

Hacer surgir una Persona en el Vacío Impersonal,
con la Luz-Verdad sacudir las masivas raíces del trance de la tierra,
despertar a un espíritu mudo en los abismos inconscientes,
y sacar a ese Poder perdido de su sueño de pitón
para que los ojos del Intemporal puedan ver desde el Tiempo
y el mundo manifieste al Divino sin verlo
Por eso dejó él su blanca infinitud
y puso sobre el Espíritu la carga de la carne,
para que la semilla de Dios pueda florecer en un Espacio sin mente.

Mi más profundo agradecimiento por el legado de Verdad, Luz y sabiduría inmortal, que han ofrecido al mundo.

¡Que la Madre Divina, reluzca sus dones a sus pies de loto en todos ustedes, y en reverente adoración postro mi alma suplicante, con reverente humildad¡.

Con devoción sincera a sus pies, les saluda cordialmente


Juan Ramón Blanco Aristín
Abogado, y Presidente del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo

Carta de Mensaje con motivo de la conmemoración del 75º Aniversario de la Independencia de la India
Mensaje de Sri Aurobindo.
(El Ciclo Humano. El mensaje de Sri Aurobino, Fundación Centro Sri Aurobindo, Barcelona, introducción, pag 1).

“En esta hora en la que los signos inequívocos de una evolución acelerada de la vida terrestre, de un cambio sin precedentes en la historia de la Tierra, son cada día más evidentes, y en la que emergen nuevas fuerzas de creación y nuevos horizontes de armonía, pero en la que las negras alas de la falsedad, el egoísmo, la corrupción y la muerte se ciernen también como más violencia que nunca sobre la Humanidad y parece que amenacen con destruir para siempre sus más nobles ideales y sus más legítimas aspiraciones e incluso con su más completa extinción, el mensaje y la obra de Sri Aurobindo se alza como el canto más vibrante, como la afirmación más poderosa del destino universal y trascendente del hombre, como un puente de oro tendido desde la orilla vacilante del hemisferio interior o noche de la Ignorancia cósmica hasta la aurora del Sol Inmortal de la Divinidad.”


“La crisis evolutiva actual proviene de un desequilibrio entre las facultades limitadas del hombre -mentales, morales y espirituales- y los medios técnicos y económicos de que dispone” (Sri Aurobindo. Evolución Futura del Hombre, pag. 57, Fundación Centro Sri Aurobindo, Barcelona).


“ La más elevada aspiración del hombre -su anhelo de perfección, su sed de libertad y dominio, su búsqueda de la verdad pura y del deleite sin mezcla- está en flagrante contradicción con su existencia presente y experiencia normal. (Pag 17, ibidem)

“ Las aspiraciones profundas que surgen en el género humano indicarán la naturaleza de la siguiente fase” (pág 27 ibidem)

“Un cambio de consciencia es el hecho fundamental de la próxima transformación evolutiva, y la consciencia misma, en virtud de su propia mutación, impondrá y efectuará todos las mutaciones necesarias en el cuerpo” (SABCL: L D II, 23) (Pag30 Sri Aurobindo. Evolución Futura del Hombre, Fundación Centro Sri Aurobindo, Barcelona).


“Es un error exigir que el individuo se subordine a la colectividad o se disuelva en su seno, porque los individuos más avanzados son los que hacen progresar la colectividad, y éstos sólo pueden avanzar si son verdaderamente libres. Pero es cierto que cuando más avanza espiritualmente el individuo más siente su unidad con la sociedad y con el todo”. (Sri Aurobindo. Evolución Futura del Hombre, pag. 55, Fundación Centro Sri Aurobindo, Barcelona).

“Pero la razón no puede llegar a ninguna verdad final porque no puede penetrar hasta las raices de las cosas ni abarcar su totalidad. La razón se ocupa de lo finito, de los separado, no están en sus manos el poder de medir el todo y el infinito.” (Sri Aurobindo. Evolución Futura del Hombre, pag. 40, Fundación Centro Sri Aurobindo, Barcelona).

“La Espiritualidad es otra cosa que intelectualidad; su aparición es signo de un Poder mayor que la mente está pugnando a su vez por emerger” (pag. 81 ibidem)

“La espiritualidad es, esencialmente, una toma de consciencia progresiva del Espíritu que mora en nosotros, del verdadero Ser-Esencial o Ser-en-Sí, es un despertar a una Realidad más grande que excede el universo y lo penetra, y que mora también en nuestro ser” (ibidem, pag 83)

“ Si la humanidad quiere sobrevivir es indispensable que se producta una transformación radical de la naturaleza humana” (pág. 62 ibidem)

SAVITRÍ, epopeya escrita en inglés, por Sri Aurobindo, (más de 23.000 versos, y 40 años de dedicación), contiene el mensaje de los Arquitectos de la inmortalidad y mensajeros de lo incomunicable:

Yo he visto a los ardientes pioneros del omnipotente
Sobre el borde celeste que mira hacia la vida
Bajando en tropel las peldaños del ámbar del nacimiento;
De las sendas de la estrella matutina entraron
En la pequeña habitación de la vida mortal.
Yo les he visto atravesar el crepúsculo de una era,
Hijos de ojos del sol de una Aurora maravillosa,
Grandes creadores con amplias frentes calmadas,
Poderosos destructores de las barreras del mundo
Y guerreros predestinados en su decidida voluntad,
Obreros en las canteras de los dioses,
Mensajeros de lo incomunicable,
Arquitectos de la inmortalidad,

Llegaron a la caída esfera humana
Rostro que llevan la calma gloriosa de lo inmortal,
Voces que comunicaban con los pensamientos de Dios,
Cuerpos llenos de belleza por la Luz del Espíritu
Portadores dela Palabra mágica, del Fuego místico,
Portadores de la copa dionisiaca de la Alegría.

Pag. 343-344, Libro III, Canto I (pag. 33. La Agenda de La Madre, Satprem, Instituto Investigaciones Evolutivas, (IIE)).

Carta de Mensaje con motivo de la conmemoración del 75º Aniversario de la Independencia de la India
I saw the Omnipotent’s flaming pioneers
Over the heavenly verge which turns towards life
Come crowding down the amber stairs of birth;
Forerunners of a divine multitude,
Out of the paths of the morning star they came
Into the little room of mortal life.
I saw them cross the twilight of an age,
The sun-eyed children of a marvellous dawn,
The great creators with wide brows of calm,
BOOK III: The Book of the Divine Mother 344
The massive barrier-breakers of the world
And wrestlers with destiny in her lists of will,
The labourers in the quarries of the gods,
The messengers of the Incommunicable,
The architects of immortality.
Into the fallen human sphere they came,
Faces that wore the Immortal’s glory still,
Voices that communed still with the thoughts of God,
Bodies made beautiful by the spirit’s light,
Carrying the magic word, the mystic fire,
Carrying the Dionysian cup of joy,

Juan Ramón Blanco Aristín

jueves, 23 de marzo de 2017

Acerca de la Preservacíón y defensa del llamado "Bloque de la Constitucionalidad" por el Tribunal Constitucional y del principio de progresividad normativa en el reconocimiento y defensa de los derechos humanos.. Por Dª Nohemi Blanco Aristin.


Acerca de la Preservacíón y defensa del llamado "Bloque de la Constitucionalidad" por el Tribunal Constitucional y del principio de progresividad normativa en el reconocimiento y defensa de los derechos humanos. 

Por Dª Nohemi Blanco Aristín. Abogada y Vicepresidenta del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo, y Vicepresidenta del Instituto de Derechos Humanos de la Infancia, Discapacidad, Dependencia y Tercera Edad (nohemi@blancoaristin.es). Extracto de una alegación del recurso de amparo 4011/2015, Sala Segunda, Sección 4ª, del Tribunal Constitucional, en el caso llamado del genocidio del Tíbet de la Audiencia Nacional.


Dice el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948:

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS
PREÁMBULO


Considerando que el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos universales e inalienables de todos los miembros de la familia humana es el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo.

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y el advenimiento de un mundo en que los seres humanos disfruten de la libertad de expresión y de creencias y la libertad del temor y de que se ha proclamado como la aspiración más elevada de la gente común.

Considerando que es esencial, si el hombre no debe ser obligado a recurrir, en última instancia, a la rebelión contra la tiranía y la opresión, que los derechos humanos sean protegidos por el ejercicio de la ley.

Considerando que es esencial para promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones.

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y que han decidido promover el progreso social y elevar el nivel de vida con mayor libertad.

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con las Naciones Unidas, la promoción del respeto universal y la observancia de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso.

Ahora, por lo tanto, 

la Asamblea General, 


proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdición...


Es definido el Bloque de constitucionalidad:

“Conjunto de normas jurídicas que, junto a la constitución, deben ser tenidas en cuenta por el órgano al que está atribuido el control de constitucionalidad para determinar la conformidad o disconformidad de las normas susceptibles de declaración de inconstitucionalidad con la constitución. En el Derecho español, este «parámetro» de la legitimidad constitucional tiene su fundamento en el art. 28 L.O.T.C. y ha sido desarrollado por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.


Nuestra Constitución como Carta Magna, es un pacto social en el que se determina, en su artículo primero,  que nuestro Estado, es un Estado Social y Democrático de Derecho. Consecuentemente con ello, la totalidad de nuestro ordenamiento jurídico, está sometido al derecho. La definición de que se entienda por los conceptos expresados, “ordenamiento jurídico, derecho, Estado democrático, etc.”, es fundamental para la concreción y realización del sometimiento del Estado al Derecho,  a la Constitución y a la DUDH (Art. 10.2).

El ordenamiento jurídico, íntegro, está integrado por todas las normas que se indican en nuestro sistema de fuentes, y está sometido a un control de su constitucionalidad por el TC.

Por otro lado, la elaboración de las normas tiene que cumplir con los requisitos propios del proceso de elaboración en sentido formal, pero además, con los parámetros de constitucionalidad que determinan que el derecho sustantivo y material incluido en toda norma y que afecta a los resultados de la aplicación de la propia norma, se ajusta a los principios constitucionales y de legalidad, con la finalidad de mantener y sostener ese proclamado “Estado Social y Democrático de Derecho”, vivo y como permanente  fundamento de nuestra sociedad.

Por ello, en esta alegación nuestra cuestión y planteamiento a este más Alto Tribunal (TC), garante de esa legalidad constitucional y por ende, garante del sostenimiento de nuestro Estado democrático y de derecho es la siguiente:

Durante el proceso de creación de normativo y con posterioridad a la promulgación de nuestra constitución, se dictó una norma, la que nos ocupa, LA LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL, en 1985, de la que no es necesario relatar su transcendencia jurídica. Dicha norma aboga y proclama en su art. 23 el conocido principio de JURISDICCION (Y JUSTICIA) UNIVERSAL, esto es, básicamente la jurisdicción y competencia de nuestros Tribunales para conocer y enjuiciar, ciertos hechos criminales, en dicha norma definidos y en determinadas circunstancias también definidas, colmando así entre otros, con el principio de seguridad jurídica.

Pues bien, de conformidad con esta LOPJ nuestro Estado, España, se convierte en un Estado garante de la universalidad de la repudiación de ciertos crímenes, cometidos más allá de nuestras fronteras y contra personas de otras nacionalidades.

A nuestro humilde entender, esto supone, una nueva conformación de las condiciones intrínsecas que definen nuestro Estado Democrático de Derecho. De forma que, al definirlo una vez integrada esta norma en nuestro ordenamiento jurídico, nuestro Estado de Derecho, a través de una norma de carácter nacional, se alinea con el derecho internacional de ius cogens, de forma que proclama e integra una nueva dimensión constitucional con nuevos valores y principios constitucionales, como son la consideración de 1) el derecho a la vida y a la indemnidad de toda persona con independencia de su nacionalidad, 2) el derecho a la tutela judicial efectiva, por estos crímenes de lesa humanidad, de toda persona con independencia de su nacionalidad, 3) el aborrecimiento de estos crímenes y la persecución por ellos,  con independencia del lugar de su comisión y del amparo en una norma nacional y/o en la soberanía nacional de cualquier nación, para la perpetración de los citados crímenes.

En consecuencia, la decantación de nuestro Estado, como un Estado fundado en los principios de una solidaridad universal (valor de la tercera generación de los derechos humanos, la primera la libertad, la segunda la igualdad) con los ciudadanos (personas) de cualquier Estado, en cualquier parte del mundo, para tratar en las condiciones establecidas en dicha LOPJ, de extender algunas garantías, como la seguridad jurídica universal, que viene a: 1) apercibir a los criminales de que sus actos contra la humanidad no serán impunes y que no están amparados por nuestro Estado, porque nuestro Estado no ampara con su consentimiento, con su silencio y acallamiento, esos crímenes por el mero hecho de estar cometidos en otro Estado, contra seres humanos de otro Estado o no Españoles y 2) a amparar a la víctimas de los más graves crímenes, haciéndoles partícipes de que son escuchados por un Estado (derecho a ser oído públicamente y en justicia), en este caso España, que es un Estado, que con sus principios y valores democráticos, atribuye a esas víctimas tutela judicial.

Además, hay que considerar que, este nuevo Estado Democrático, más solidario y abierto, por la inclusión de esta LOPJ, y con ella, de la jurisdicción universal de nuestros Tribunales, ha actuado durante años con base en los principios descritos y en la aplicación de la norma citada, instruyendo “casos de justicia universal”, disponiendo medidas cautelares para la puesta a disposición judicial de los Tribunales españoles de los “presuntos” criminales, responsables de delitos de lesa humanidad cometidos contra seres humanos, detentadores por ello, de los derechos humanos más básicos como el derecho a la vida y a la indemnidad física y psíquica. Entre los muchos casos en los que al amparo de la LOPJ, nuestros Tribunales han actuado, baste citar los deleznables crímenes cometidos contra personas en los Estados de Guatemala, Chile, El Salvador, Stilingo, entre otros, que cuyo conocimiento y amparo por nuestros Tribunales, no sólo otorgó un derecho a la tutela judicial efectiva a todas las víctimas, directas o indirectas, de ellos, sino que fue recibido, agradecido y aplaudido por millones de personas en todo el mundo que vieron como un Estado, el nuestro, se solidarizaba con el reconocimiento las victimas con carácter universal.

Por lo expuesto, consideramos que merece el amparo de nuestro Tribunal Constitucional como garante del contenido sustancial y material de los derechos y principios que conforman nuestro Estado democrático de Derecho desde que la LOPJ estableció la jurisdicción universal de nuestro Tribunales, y dicho normas no puede tener más que un carácter progresivo y no regresivo, derogante y alientante.

Lo contrario, supondría que por el fundamental hecho, pero a la vez mero hecho, de que un grupo parlamentario detente una mayoría suficiente, para dictar o modificar una ley, en este caso orgánica, de manera formalmente legal, se pudiera alterar el contenido sustancial de la constitucionalidad de los fundamentos inspiradores de la totalidad de nuestro Estado Democrático de Derecho: la jurisdicción internacional y universal.

La conquista de ciertos derechos de reconocimiento de la internacionalidad de las victimas, no solo constituye un derecho reconocido a las víctimas sino también un derecho de los Españoles a la seguridad jurídica constitucional y normativa, entendida aquí en su vertiente de permanencia (y progresividad) o de irretroactividad normativa que menoscabe los derechos adquiridos y conquistados por un y en un  Estado, en este caso el nuestro.

Una vez que a la sociedad, por la sociedad y para la sociedad, se ha consolidado un derecho en el ordenamiento jurídico, de forma indiscutible (puesto que ha sido aplicado en números casos durante muchos años), mediante un derecho o principio democrático y constitucional inspirador del derecho, no se puede éste erradicar, como se ha dicho, por el mero hecho de detentar una mayoría para ello suficiente, en un solo grupo parlamentario, puesto que de otra forma el total Estado de Derecho se vería afectado pasando a permitirse la alteración de todos los derechos instaurados sin límite material constitucional y llegaríamos al absurdo de tener que aceptar que una Carta Magna que instaura un Estado Democrático de Derecho, que permitiera la reforma legal de materias con reserva de ley orgánica sin la propia supervisión sobre el contenido de fondo de la elaboración o reforma pretendida.  Y sin ni siquiera el informe preceptivo del CGPJ, o otros órganos consultivos, por el proceso express de la reforma.

¿Puede darse en nuestro Estado de acuerdo con nuestra constitución, la elaboración de una ley o su reforma, que derogue para determinadas personas el derecho de tutela judicial efectiva en determinados casos una vez instaurado y ejercitado durante años?

Nuestra solicitud de amparo está basada también en la consideración de esta perspectiva de “inatacabilidad” de nuestro ordenamiento jurídico cuando esto supone un retroceso,  una regresión en materia de derecho humanos contraria al art. 10.2 CE, y al principio de progresividad jurídica de los DH.


Autora: Dª Nohemi Blanco Aristín (nohemi@blancoaristin.es) 
Despacho Jurídico "BLANCO ARISTÍN ABOGADOS" 
C/ Montalbán 3, 4º dcha. 
Madrid 28014
Noemi Blanco Aristín

El Tribunal Constiitucional admitió a trámite el recurso de amparo interpuesto por el Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo de Madrid, en la causa del llamado genocidio del Tíbet el día 19 de diciembre de 2016.


El Tribunal Constitucional, Sección 4ª, Sala Segunda, admitió a trámite el recurso de amparo presentado por el [Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo ]url:http://de Madrid, formulado por el Procurador de los Tribunales D. Domingo José Collado Molinero, y los letrados Dª Nohemí Blanco Aristín y D. Juan Ramón Blanco Aristín, en relación a la causa 63/2008 del Juzgado Central de Instrucción núm. 2 de la Audiencia Nacional, que versa sobre el denominado genocidio del Tíbet, por delitos de torturas, genocidio y lesa humanidad interpuesta en el año 2005, por el Comité de Apoyo al Tíbet, y la Fundación Casa del Tíbet de Barcelona. El Juzgado Central de Instrucción núm. 2 acordó la conclusión del sumario, y elevó a la Sala la decisión sobre el sobreseimiento provisional. 

Se dictó Auto del Pleno de la Audiencia Nacional de 2 de julio de 2015, núm. 38/2014, acordó el archivo de la causa.
  
Después de acordado el sobreseimiento de la causa, según la disposición transitoria única de la[ Ley Orgánica 1/2014, de 13 de marzo (Reforma LOPJ), de reforma del art. 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial ([LOPJ]url:https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1985-12666), sobre la Justicia internacional española, se formuló recurso de casación a la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

La Sentencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo  de fecha 6 de mayo de 2015 desestimó los dos recursos de casación interpuestos . Frente a dicha Sentencia se presentaron sendos recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional por las dos acusaciones particular y popular personadas.

El recurso de amparo del Instituto de Derechos Humanos Sri Aurobindo presentado el 30 de junio de 2015 se admitió a trámite por Resolución de la Sala Segunda, Sección Cuarta, de fecha de 19 de diciembre de 2016.

Seguidamente, en esta fecha, se han presentado las alegaciones del art. 51 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional , y se ha solicitado vista del recurso.

Se instó además de los motivos de recurso, el planteamiento de  una cuestión de inconstitucionalidad de la LO 1/2014, de 13 de marzo de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que recorta de manera regresiva el principio de justicia universal de los juzgado españoles.

Dicha modificación no es la primera que se produce, ya en 2009, hubo otra previa reforma, que dió lugar a diversos recurso de amparo y Sentencia el Tribunal Constitucional 

Referentes y ecos en la prensa:

El diario El Pais publicó la noticia de la admisión a trámite del recurso de amparo  del Comité de Apoyo al Tébet, y de la Fundación Casa del Tíbet.

En la noticia del El Mundo se indica que el Pleno de la Audiencia Nacional aplazó la decisión del archivo hasta el 18 de junio de 2014.

El Diario El Mundo publicó la noticia del archivo del caso en la Audiencia Nacional.

El CGPJ opina, según un artículo que tendrá que haber nuevas reformasb[

Otras relación de noticias sobre el caso se pueden ver en este link